domingo, 30 de septiembre de 2012

Sensaciones post Sicilia


Un edificio cualquiera...

"Quien no conoce Sicilia, no conoce Italia..." Una verdad como un templo. Me quedan pocos lugares de Italia por conocer: Nápoles, Pompeya y la costa del Adriático. Pero como Sicilia... nada. No sólo la amabilidad de sus gentes, la belleza de sus rincones, las ruinas de épocas anteriores... Es algo más, pero sólo se siente una vez que estás allí, perdido por una de sus callejuelas llenas de ropa tendida, entre los puestos de alguno de sus mercados, viendo el trasiego de estudiantes en las tiendas de libros usados, viviendo en primera persona el caótico tráfico de las grandes ciudades...

Ya lo dijo Goethe: "Italia sin Sicilia no grabaría ninguna imagen en el alma: aquí se encuentra la clave de todo".

Detalle del mercado de Ballarò (Palermo)


miércoles, 12 de septiembre de 2012

Rumbo a Sicilia


Taormina

Después de haber estado en Malta a primeros de junio, parece que me quedé con ganas de profundizar algo más en esta zona del Mediterráneo, y ahora... rumbo a Sicilia!!

Salgo el sábado 15 de septiembre desde Barcelona, con la compañía Vueling, llegando a Palermo al medio día. Pero la caótica capital de Sicilia la reservo para el final del viaje, y digo "caótica" porque dicen que es la ciudad donde peor se conduce de toda Italia (sí, incluso peor que en Roma, que ya es decir).

Catedral de Monreale

Nada más llegar visitaré Monreale, con su monasterio benedictino y su majestuosa catedral. De ahí me dirigiré a Segesta para ver su famoso teatro griego, bastante bien conservado, al cual aconsejan llegar al atardecer. Y la primera noche dormiré en Valderice, en un hotel llamado Villa Giardinata, para aprovechar el domingo por la mañana visitando a primera hora Erice, bonito pueblo medieval.

Mi intención es recorrer la isla por la costa, donde hay mejores carreteras que por el interior, y seguro que los paisajes serán increíbles: Agrigento, Siracusa, Catania, Taormina, Cefalú... con una visita imprescindible: las islas Eolias (Lípari, Vulcano y Stromboli, donde haré una excursión nocturna para contemplar el famoso volcán en plena acción). Vamos, que aburrirme... no me voy a aburrir.
Templo de Segesta