viernes, 21 de abril de 2017

GRAN CANARIA, UN PARAÍSO POR DESCUBRIR

Mientras preparaba mi viaje a Gran Canaria, no imaginaba la grata sorpresa que me iba a llevar con esta isla. No sólo por la cantidad de lugares interesantes que se pueden visitar, sino también por la increíble belleza de sus paisajes.

Es una isla de enormes contrastes, desde la exuberante vegetación y las montañas del interior hasta la aridez de la costa oriental, especialmente el tramo que hay entre Playa del Inglés, donde me alojaba, y Las Palmas. Elegí alojarme en el sur, en Playa del Inglés, por dos motivos principales: asegurarme de poder disfrutar  de un tiempo soleado, ya que en el norte abunda la nubosidad, y tener una oferta de ocio más amplia que en otras zonas de la isla, que suelen ser bastante más tranquilas. Tuve suerte con ambas cosas, aunque hay que tener en cuenta que fui a primeros del mes de junio, cuando todavía no hay demasiada gente y se puede aparcar con facilidad. Imagino que los meses de julio y agosto estará todo mucho más masificado, como en todas partes.

Ahí va un pequeño aperitivo de lo que ha sido mi viaje a Gran Canaria...

Barranco de Guayadeque

No hay comentarios:

Publicar un comentario