sábado, 25 de septiembre de 2010

Festival Internacional de Cine de San Sebastián 2010

Kursaal
Recién llegada del Festival de Cine de San Sebastián, me quedo con tres momentos: la increible sonrisa de Julia Roberts ("la novia de Donostia"), los ojitos de Ernesto Alterio y las barras repletas de pinchos, a cual más espectacular. Sí, porque ir a un Festival (de cine, de música o de lo que sea), no sólo supone largas filas, esperas interminables, ir a la caza del famoso... sino que conlleva otras cosas más agradables. Y en una ciudad como San Sebastián, y si el tiempo lo permite (que en mi caso ha sido así), es fácil sentirte como en casa: paseando por sus calles, haciendo tiempo en la Fnac entre una película y otra, disfrutando del  buen ambiente de cine en la terraza que hay enfrente del Hotel Maria Cristina, donde puedes ver a algún que otro famoso por allí paseando...

Javier Bardem entregando el Premio Donostia
a Julia Roberts

En resumen: si el año que viene te apetece conocer en persona el ambiente que rodea al Festival, no tienes más que reservar hotel con tiempo y comprar las entradas de las películas, por Internet o por teléfono, a través de la página web oficial del Festival de San Sebastián. A la hora de reservar hotel te recomiendo que no sólo mires en San Sebastián, ya que los precios de los hoteles son bastante elevados durante el Festival. Puedes alojarte en los alrededores (Zarautz, Getaria...), a tan sólo 15 minutos de allí por autopista. Así, si hace buen tiempo, siempre tienes la oportunidad de ir a la playa, comer un buen pescado al horno, hacer algún curso de surf... En fin, que aburrirte no te vas a aburrir si te lo montas bien.




Próximamente publicaré otra entrada en el blog sobre el Festival de Cine Fantástico de Sitges 2010, con consejos prácticos (cómo llegar, dónde alojarse, cómo conseguir entradas, etc.), ya que estuve el año pasado en el puente del Pilar y fue muy divertido. Así que nada, ¡anímate a hacer un turismo diferente!

No hay comentarios:

Publicar un comentario