sábado, 11 de septiembre de 2010

Milán y Venecia (I): Cómo llegar

Si tu verano ha sido muy intenso y ahora cuentas con un presupuesto reducido, la mejor opción es buscar un vuelo barato con Ryanair a Milán (Bérgamo) y, después de pasar un par de días en Milán, coger un tren que te lleve hasta Venecia en tan sólo dos horas y media. Te recomiendo que compres el billete de tren Milán-Venecia (ida y vuelta) en la web de Trenitalia, con ofertas del 15% o el 30% de descuento dependiendo de la antelación.

Puedes coger el vuelo desde cualquiera de estas ciudades españolas: Santander, Zaragoza, Valladolid, Madrid, etc. (yo, por ejemplo, lo hice desde Zaragoza). Una vez en el aeropuerto, buscas el mostrador de Ryanair y facturas el equipaje. Esta compañía de bajo coste suele cobrar 15 € por maleta y trayecto, con el límite de 15 kg por maleta. En cuanto al equipaje de mano, es importante que sepas que Ryanair obliga a llevar todo (bolso, cámaras, ordenador portátil, compras del Duty Free, etc.) en un único equipaje de dimensiones máximas de 55 cm x 40 cm x 20 cm, con el límite de 10 kg de peso. Lo de las dimensiones no hay que tomárselo a la ligera porque son bastante estrictos en ese sentido y, a la mínima duda, te hacen meter el equipaje en un "medidor" que tienen antes de embarcar en el avión y, si no cumple esas dimensiones, te quedas en tierra después del bochorno que pasas intentando que tu maleta entre en el medidor mientras todo el mundo te mira en la fila de embarque... (no es broma, yo lo he visto con mis propios ojos).

Otra cosa muy importante a la hora de facturar con Ryanair es que tienes que llevar impresa la tarjeta de embarque que te enviaron a tu correo electrónico unos 15 días antes del vuelo. Si no la presentas, te pueden cobrar 40 € por emitir la tarjeta de embarque ellos mismos, así que... ¡¡ya sabes!! De todos modos, puedes imprimir la tarjeta hasta unas horas antes de que despegue el avión, así que en caso de olvido/pérdida/deterioro de la misma, siempre podrás pedir el favor en alguna tienda del aeropuerto que tenga Internet e impresora, a cambio de una pequeña propina.

Tras unas dos horas de vuelo, llegas al aeropuerto de Orio al Serio (Bérgamo) y, en el mismo vestíbulo de llegadas, puedes comprar el billete de ida y vuelta a Milán, que te deja en la Estación Central, por 14 €. Una de las compañías que realizan este trayecto a diario es Orioshuttle.

Un consejo: al ser un billete de ida y vuelta ("andata e ritorno", para el que quiera empezar a practicar italiano desde el primer momento del viaje), acuérdate de conservarlo en un lugar seguro para no traspapelarlo, ya que lo necesitarás el último día para volver al aeropuerto de Orio al Serio.

CONTINUARÁ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario