domingo, 30 de septiembre de 2012

Sensaciones post Sicilia


Un edificio cualquiera...

"Quien no conoce Sicilia, no conoce Italia..." Una verdad como un templo. Me quedan pocos lugares de Italia por conocer: Nápoles, Pompeya y la costa del Adriático. Pero como Sicilia... nada. No sólo la amabilidad de sus gentes, la belleza de sus rincones, las ruinas de épocas anteriores... Es algo más, pero sólo se siente una vez que estás allí, perdido por una de sus callejuelas llenas de ropa tendida, entre los puestos de alguno de sus mercados, viendo el trasiego de estudiantes en las tiendas de libros usados, viviendo en primera persona el caótico tráfico de las grandes ciudades...

Ya lo dijo Goethe: "Italia sin Sicilia no grabaría ninguna imagen en el alma: aquí se encuentra la clave de todo".

Detalle del mercado de Ballarò (Palermo)


No hay comentarios:

Publicar un comentario