lunes, 1 de octubre de 2012

Primer día en Sicilia: Palermo - Monreale - Valderice


Claustro de la Catedral de Monreale
Tras una hora de retraso en el aeropuerto de Barcelona, finalmente llegué a Palermo hacia las tres de la tarde de un caluroso sábado de mediados de septiembre. Pero la primera visita que hice aquel día mereció la pena: Monreale, famoso por su monasterio benedictino y su Catedral llena de mosaicos. Allí me senté a comer en una terraza a las cinco de la tarde, menos mal que en ese sentido Italia es como España, te dan de comer a cualquier hora del día.

No puedes dejar de ver el claustro del monasterio, con sus capiteles románicos, a cual más bonito. Y las vistas desde el mirador de Monreale son increíbles, así como el ambiente de su plaza principal.

Detalle de un capitel románico
Mi siguiente parada fue Valderice, un pueblo situado al noroeste de Sicilia, cerca de la costa. Aunque mi llegada al sitio en cuestión fue bastante caótica, tras circular por carreteras secundarias a través de la Sicilia interior, con contenedores volcados y las bolsas de basura esparcidas por medio de la carretera... Y para rematarlo, lo mejor de todo fue atravesar un pueblo a 5 km/h, detrás del paso de una procesión y acompañados por la banda de música. Yo que creía que en el siglo XXI estas cosas ya no se veían... aunque supongo que en España ocurrirá también. Pero mi estancia de aquella noche en el Villa Giardinata supo compensar el esfuerzo realizado.


Villa Giardinata

No hay comentarios:

Publicar un comentario