domingo, 7 de octubre de 2012

2º día en Sicilia: Trapani - Erice - Mazara del Vallo - Selinunte - Porto Empedocle

Erice
Tras un buen desayuno en una cafetería de Trapani, tomé el teleférico que por un módico precio sube hasta Erice, pueblecito medieval con mucho encanto. Está situado en la cumbre de un acantilado sobre Trapani, y su templo de Venus Ercinia, que servía de faro para los navegantes, fue sustituido por un castillo en la Edad Media.

Las vistas desde lo alto del pueblo son espectaculares, y en días claros incluso se llega a divisar la costa africana. Erice conserva aún su aspecto medieval, abundando las tiendas de cerámicas y alfombras producidas por los propios artesanos locales.

Para visitar el interior de la Catedral de Erice hay que comprar la entrada en la torre que hay enfrente, con la posibilidad de adquirir una entrada conjunta para visitar varias de las iglesias del pueblo (por cierto, la mayoría de ellas estaban cerradas el domingo por la mañana).
Vistas de la costa de Trapani
Continuando hacia el sur, la siguiente parada fue Mazara del Vallo, pueblo pesquero en cuyo puerto se encontró la famosa estatua helénica de bronce "Satiro Danzante". En el museo se puede ver una réplica de la misma, ya que el original se encuentra en la Royal Academy of Arts de Londres, en una exposición temporal, hasta el 9 de diciembre de 2012.

¿Más curiosidades de Mazara del Vallo? Un tanque de la II Guerra Mundial, una gruta donde se dice que se apareció la Virgen, una calle comercial llena de grandes jarrones decorados...

Mazara del Vallo

A pocos kilómetros de allí, la ciudad griega de Selinunte, famosa por su importante yacimiento arqueológico, que alberga en su interior uno de los templos griegos más grandes del mundo. Como el parque es bastante grande y se compone de varias áreas, con la misma entrada se puede acceder a todas ellas. Un consejo: intentar llegar al atardecer, ya que las vistas de los templos con el mar de fondo son espectaculares a esa hora.

Templo griego de Selinunte


 



Y para rematar el largo día, nada como "fare la passeggiata" por el pueblo marítimo de Porto Empedocle, incluido un concierto de versiones de música italiana en una de sus plazas. Es un sitio seguramente poco conocido para los turistas, aunque constituye un buen punto de partida para visitar al día siguiente las ruinas de Agrigento.




No hay comentarios:

Publicar un comentario