viernes, 6 de diciembre de 2013

Bruselas... ¿quién dijo frío?

Plato típico belga





Iluminación navideña
   Aún no he visto Bruselas de día, pero la verdad es que me ha encantado conocerla de noche. Los edificios cuentan con una muy buena iluminación y merece la pena perderse entre la gente, sin dejar de mirar hacia arriba.
Sin duda, la Grand Place es una de las plazas más bellas del mundo, sobre todo si te gusta tanto el estilo gótico como a mí, y no me refiero a las hijas de Zapatero...
Además, con la sorpresa añadida del cambio de color de la iluminación al compás de la música, que tiene lugar cada media hora, para gozo y disfrute de todo aquel que pasea por la Gran Place a esas horas.
En cuanto al frío, no hay mejor manera de hacerle frente que tomando un vino caliente ("vin chaud" como lo llaman aquí) en alguno de los puestos navideños que hay por la calle. Y para rematar, una buena taza de chocolate caliente acompañado de un goffre.
Eso para los más golosos... Yo he preferido sentarme a degustar el plato típico belga: mejillones al vapor con patatas fritas. Curioso, ¿verdad? Ahí os dejo una foto para los incrédulos. Y ahora a dormir, que mañana madrugo para acercarme en metro hasta el Atomium antes de irme a Gante, siguiente visita del viaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario