miércoles, 6 de agosto de 2014

Recorriendo el Lago di Como

Una vez en la ciudad de Como, lo primero que he hecho ha sido dirigirme a la Oficina de Turismo, que está junto a la catedral. El Duomo me ha gustado, es bastante diferente al resto de iglesias italianas. Luego he ido a la de San Fedele, románica, pero estaba cerrada. Aquí las iglesias cierran muy pronto al mediodía, a las doce, y vuelven a abrir a las tres.
Lo mejor de la visita a Como han sido las increíbles vistas desde Brunate, donde he subido en funicular. Una vez arriba, hay un autobus que te lleva hasta el faro, pero por falta de tiempo, he decidido dejarlo pendiente para mi próxima escapada a Como.
Al final he tenido suerte y he podido comprar un billete para el barco "rápido", algo más caro que el otro, pero en 40 minutos he llegado a Bellagio, mientras que el "lento" tarda dos horas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario