martes, 12 de abril de 2011

Nueva York: lo básico e imprescindible (I)

Times Square
Una vez en Nueva York, te aconsejo que dejes las maletas en el hotel y, lo primero de todo, te dirijas a Times Square, sin duda el centro neurálgico de la Gran Manzana.  Allí la oferta es de lo más variada: tomar algo en el Hard Rock, pasear entre la multitud, ver alguno de los musicales de Broadway... Consejo: en el centro de Times Square hay una oficina llamada TKTS, donde puedes conseguir entradas muy baratas para los musicales. Merece la pena hacer fila y armarse de paciencia, porque a veces la espera puede parecer interminable.

Otra de las cosas que no puedes dejar de hacer en Nueva York es subir al Empire State, donde podrás evocar la famosa escena de Meg Ryan y Tom Hanks en "Algo para recordar" (1993). Pero te recomiendo que lo hagas de día, ya que por la noche no merece tanto la pena. Aunque reconozco que la vista desde lo alto del Rockefeller Center, con su observatorio  Top of the Rock, es incluso mejor, ya que se ve todo Central Park y el increíble skyline, incluido el Empire State y el edificio Chrysler.

Vista desde el Rockefeller Center
Ten en cuenta que, tanto si subes al observatorio del Empire State como al Top of the Rock, con la tarjeta City Pass no tendrás que esperar fila sino que entrarás directamente, lo cual es una gran ventaja, aparte de lo económico que resulta por sus enormes descuentos en museos y demás lugares turísticos.

Guggenheim Museum
También con la City Pass puedes acceder al Metropolitan Museum of Art, sin duda uno de los mejores museos de Nueva York, al American Museum of Natural History, al MoMA (Museum of Modern Art) o al Guggenheim Museum. Si eres un amante del arte o simplemente te gusta ir de museos, en una semana podrás visitar todos ellos, sólo es cuestión de organizar bien el tiempo del que dispones. Yo lo hice y sin problemas, incluso en el de Historia Natural llegué a estar... cinco horas!!! (y eso que soy de Letras).

No hay comentarios:

Publicar un comentario